Imagen
EPISTEMOLOGIA Y TIEMPO
Enlaces
Otros Tiempos

Tiempo Cronologico
Tiempo del ocio
Tiempo Sicologico y la Historia
El Tiempo: Una mirada desde el existencialismo
Tiempo Histórico
Tiempo Lineal
Tiempo Cíclico
 
Tiempo Cíclico
   
   
Imagen
Calendario egipcio
Felipe Barnech Y.

Podemos decir que el tiempo cíclico se enmarca dentro de una concepción de tiempo que da cuenta de una repetición sucesiva de la historia y no de una concepción lineal en donde no cabe la idea de la repetición, sino la que prima la idea de la continuidad del tiempo.

Esta concepción cíclica esta presente en el desarrollo de las grandes civilizaciones de nuestra antigüedad, como además en un sin fin de pueblos ágrafos. Es de esta forma que en estos pueblos permanecía la creencia de que todo lo vivido ya había sucedido anteriormente, estos pueblo necesitaban crearse un mito fundacional para auto validar su existencia y año tras año este mito a través del rito se iba recreando, dando nacimiento a un nuevo mundo, tras lo cual la vida misma se trasformaba en un eterno retorno del tiempo, en estructuras que funcionaban principalmente de acuerdo a bases rituales y religiosas, lo cual hacia de esta concepción cíclica una necesidad. De esta manera podemos señalar que el tiempo concreto en estos pueblos se proyecta a un tiempo sagrado, tiempo dado por los mitos y rituales tiempo el cual es de vital importancia para la permanencia de la especie. Así, el hombre primitivo no hace más que repetir infinitamente los gestos ejemplares o paradigmáticos y el acceso a la realidad se adquiere por repetición o participación. Lo que no tiene un modelo ejemplar carece de realidad. Todo momento vital (alimentación, reproducción, caza, guerra) inserta al hombre en el tiempo sagrado. El resto del tiempo profano está desprovisto de significado, es el mero devenir. De tal modo, el hombre primitivo vive un continuo presente, un presente atemporal en la medida en que solamente repite el acto ejemplar del arquetipo, es aquí donde se muestra en pleno la utilización de un tiempo cíclico. Esto lo podemos reafirmar con la obra de Mircea Eliade, “el mito del eterno retorno”, en donde señala, “el hombre arcaico no conoce ningún acto que no haya sido planteado y vivido anteriormente por otro, otro que no era un hombre. Lo que el hace, ya se hizo. Su vida es la repetición interrumpida por gestos inaugurados por otros” , todo mito fundacional narra la creación del mundo en manos de las deidades creadoras, representadas casi siempre por los fenómenos celestes y por las fenómenos naturales, estas deidades le dan orden al mundo destruido y fundan los parámetros de conducta a seguir por lo cual como plantea Eliade los hombres arcaicos solo repiten algo ya creado por un arquetipo que en este caso son las deidades creadoras. Año a año concluido el calendario de siembra, se vuelve a pedir por las cosechas y se vuelve a recrear el mito creador dando origen al fin del mundo, pero días antes de este fin, surge un periodo de epifanía en el cual se desordena todo lo creado para luego dar origen al fin del mundo, donde vuelve a surgir el mito fundador, “toda creación repite el acto cosmogónico por excelencia: la creación del mundo” , todo esto a través de una estructura de ritos que varia de cultura en cultura, pero que sin embargo todas presentan la misma esencia, la del “tiempo cíclico”, “debemos hacer todo lo que los dioses hicieron al principio, así hicieron los dioses; así hacen los hombres. Este adagio Hindú resume toda la teoría subyacente en los ritos de todos los países” . Tal es el caso de grandes civilizaciones como la Maya que funcionaban con estructuras complejas que denotaban la característica cíclica del tiempo, como lo eran sus calendarios, El calendario maya cuenta el tiempo desde el 21 de agosto del 3114 a.C., y detendrá el conteo el 21 de diciembre de 2012 d.C., terminando así su ciclo de tiempo e inmediatamente comenzando uno nuevo; lo que ha provocado que surjan supersticiones que pronostican el Fin del Mundo en el 2012 y el surgimiento de una nueva era, el calendario maya es cíclico, porque se vuelve a repetir la cuenta de las mismas fechas y mismas series de años y por otro lado en culturas de características mas triviales como perfectamente podría ser la cultura Mapuche, vemos como un simple fin de siembra marca el fin e inicio de un nuevo mundo.
Imagen
Salvador Dali

Como vemos desde la antigüedad se ha pensado en el tiempo como cíclico, Platón fue un filosofo de un pensamiento sobre el tiempo cíclico, citado en varias oportunidades por Eliade, Platón piensa que se debe abolir el tiempo profano del cual hablábamos anteriormente para de esta forma, proyectar toda realización humana en un tiempo mítico, tiempo el cual se valida en base a la repetición de los arquetipos. El “Timeo” es uno de los últimos diálogos de Platón y está dedicado a exponer una cosmología donde aparece su concepción del tiempo cíclico, señala que el tiempo es una imitación imperfecta de la eternidad, que se revela en la perdurabilidad y el orden, el tiempo es posible en definitiva gracias a los ciclos naturales que se repiten una y otra vez, “para que el tiempo naciera se engendraron el sol, la luna y los otros cinco astros que se denominan errantes, para la delimitación y vigilancia de los números del tiempo” , aquí queda de manifiesto la dependencia del tiempo a aquello que es ciclico, que en definitiva le da al tiempo su legitimidad.

En Paúl Ricoeur, encontramos presente al tiempo cíclico como “repetición” en su relación con la narración. En la narración sobre todo de eventos ficticios se tiende a dar por sentado una concepción lineal de sucesos transcurridos en el tiempo, pero Ricoeur nos muestra que tal concepción de tiempo pierde su validez en cuanto la repetición como parte del tiempo cíclico juega un rol importante dentro de la narración. Una narración que esta en directa relación con el concepto de temporalidad, ya que la narración es la expresión misma del lenguaje y el lenguaje a su vez tiene como referente ultimo a la temporalidad. Dentro de la narración histórica seria egoísta pensar es una sola concepción lineal de tiempo, ya que la narración es un juego entre pasado, presente y futuro en donde no existe rigidez, ¿acaso la narración solo considera elementos que nos muevan solo en una dirección lineal de temporalidad?, la respuesta a esto la encontramos en Ricoeur, “el arte de contar no se limita, quizás, a preservar la intra-temporalidad, modo de estar de estar nivelada con el tiempo medido, anónimo y cosificado, sino que este arte estimula el movimiento de regreso hacia la temporalidad fundamental y, antes que nada, hacia la historia como repetición” , esta repetición el autor la llama “repetición narrativa”, en donde el tiempo no se lee en una sola dirección, sino que se puede leer el apogeo de la historia en el comienzo, como el génesis de la historia en el final, entonces esta narración ayudada por la memoria repite los acontecimientos que escapa al orden lineal que es de principio a fin.
Imagen
Image Bank

He intentado presentar distintas concepciones de tiempo cíclico, desde la propia de pueblos arcaicos y de grandes civilizaciones que se han desarrollado en nuestro planeta, como también concepciones filosóficas clásicas como la de Platón, como a la vez concepciones de tiempo cíclico más contemporáneas como la de Ricoeur. En definitiva el tiempo cíclico responde a una visión de mundo determinada que rompe con los esquemas temporales occidentales en los cuales nos manejamos hoy en día, que es de un tiempo “lineal”, cabe destacar que aun hoy en día subsisten cosmovisiones que radicar en este tiempo “ciclito”, cosmovisiones que al entrar en el juego de la occidentalización, quizás queden en un mero recuerdo del pasado.
     
     
   
Escríbeme
Para más información